25N. Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En el año 2000, la Asamblea General de la ONU designa el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y a ONGs a tomar cartas en el asunto y coordinar actividades que eleven la conciencia pública en cuanto a la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres.

Pero ya se celebraba este día antes. 

Desde 1981, los movimientos feministas de Latinoamérica, con una de las tasas más altas de violencia contra la mujer, acuñaron esa fecha en honor a las dominicanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, tres hermanas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, del que eran opositoras.

Años más tarde, la ONU se sumó a la jornada reivindicativa y declaró cada 25 de noviembre Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en honor a las hermanas Mirabal.

La pandemia en la sombra: violencia contra las mujeres durante el confinamiento.

Durante el confinamiento, los informes mostraban un alarmante incremento de la violencia contra las mujeres. Las cuarentenas las han obligado en muchos casos a convivir las 24 horas del día con sus maltratadores, aumentando el riesgo de conflictos. Además, la limitación de la movilidad, el cierre del transporte público y de servicios especializados han obstaculizado la capacidad de las mujeres maltratadas para acceder a primeros auxilios, asistencia legal, atención psicosocial y protección social.

Por otro lado, el cierre de escuelas y la desigualdad económica aumentó el riesgo de violencia para las niñas, incluidas la explotación sexual, el abuso y el acoso.

Por eso, la campaña de 2020 de Naciones Unidas para el 25 de noviembre (Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer) se centra en los siguientes principios para impulsar acciones que pongan fin a la violencia contra mujeres y niñas en todo el mundo.

  • Reconocer el liderazgo de los movimientos de mujeres para prevenir y acabar con la violencia.
  • Centrar la atención en los grupos de mujeres más desfavorecidos y desatendidos.
  • Abordar los relatos de las supervivientes con un enfoque respetuoso y de empoderamiento.
  • Revisar los roles y prácticas de género, para crear o fortalecer normas y dinámicas equitativas que promuevan cambios estables.

Un año más, animamos a dar voz a las supervivientes y denunciar los casos de violencia. El miedo y el temor a la falta de comprensión o apoyo social es uno de los principales obstáculos en la lucha contra este tipo de situaciones. Romper el tabú del silencio es el modo de combatirlas.

Tú también puedes contribuir a visibilizar la situación con acciones tan sencillas como pintar de morado tus redes sociales, conversar con familiares y amistades sobre el impacto negativo de la violencia machista o compartir la imagen oficial de este 25 de noviembre… Mostremos nuestro apoyo a las mujeres víctimas del maltrato y hagamos que se oiga su voz.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s